Serrania de Ronda
 
 
Igualeja
 

El pueblo de Igualeja es a menudo considerado la capital del Valle del Genal, ya que es el pueblo más grande y el lugar de nacimiento del río Genal. La plaza del pueblo constituye un punto focal, con su bella iglesia de Santa Rosa de Lima y la ermita del Divino Pastor.

Igualeja se asienta en un valle arbolado; una gran variedad de árboles crecen a lo largo de la orilla del río. Este valle de la Serranía de Ronda ofrece a los visitantes una excelente oportunidad para observar una gran variedad de aves migratorias cuando vuelan en sus rutas de primavera u otoño.

El pueblo, situado a nueve kilómetros de la carretera principal de Ronda a San Pedro, cuelga a lo largo de un valle y no está en una cresta como otros pueblos de la zona. Esto sugiere que el pueblo se estableció después de la sublevación morisca.

Antes de entrar al pueblo hay un pequeño puente; al lado de este hay una pequeña carretera que conduce al nacimiento del río Genal. Las límpidas aguas fluyen de una cueva pequeña y caen a una serie de piscinas, para finalmente convertirse en una corriente. A pesar de que una serie de afluentes como el Río Seco penetran más profundamente en las montañas de piedra caliza, la ciudad se enorgullece de ser la fuente del río.

La Iglesia de Santa Rosa de Lima es la principal atracción en el pueblo; fue construida en el siglo XVI en honor a Santa Rosa, en el sitio de una antigua mezquita. Fue modificada en varias ocasiones durante los siglos XVII y XVIII. La única parte que queda de la estructura original es la torre, la cual en su día fue el minarete moro. En el interior, la pieza más interesante es la estatua de San Antonio de Padua, en madera coloreada, tallada según el estilo Granadino del siglo XVII. También podemos ver aquí al Cristo crucificado y al Niño Jesús, ambos del siglo XVIII, junto con la imagen de San Gregorio Magno que sostiene en su mano una cruz de plata blanca de tres brazos, que data también del siglo XVIII.

Viendo hacia el pueblo hay una colina con una gran cruz. Es conocida como la Cruz de la Fuentasanta, y se puede llegar a ella a través de dos cuevas que le dan acceso. Tanto la Cueva de la Fuentasanta como la Cueva Excéntrica están por debajo de la cruz y muchos visitantes aprovechan la oportunidad para disfrutar de picnics en este precioso lugar. También hay algunas cuevas en un empinado sendero a las afueras del pueblo, las cuales cuentan con excelentes estalactitas y estalagmitas.

La feria anual de la ciudad, en honor a Santa Rosa de Lima, se lleva a cabo el 23 de agosto y sus días anteriores y posteriores.

Uno de los más tradicionales de todos los festivales de Igualeja, común en esta zona de la Montaña de Ronda, es la Fiesta de la Castaña, que tiene lugar en noviembre.

El pueblo es también la cuna del famoso bandolero Francisco Flores Arocha, que nació 1896 y estuvo activo en la Serranía de Ronda hasta su muerte a manos de las fuerzas de seguridad el 31 de diciembre de 1932.

 
Casas rurales Juzcar - Galeriá de Fotos