Serrania de Ronda
 
 
Júzcar
 

El pueblo de Júzcar se puede encontrar en el corazón de la Serranía de Ronda, la cual se halla entre los Parques Nacionales de Sierra de las Nieves y Sierra de Grazalema. Júzcar brinda algunas de las más espectaculares vistas de las escarpadas montañas grises, que descienden por las laderas pobladas de exuberantes castaños del Valle del Genal.

Situado en la ladera que está debajo de Los Riscos, este pueblo le ofrece una excelente posición estratégica para observar las numerosas aves de rapiña que habitan esta zona. Hay amplias oportunidades para observar al águila perdicera y al buitre Griffin mientras remontan las corrientes térmicas.

Para los visitantes más llenos de energía existen muchas opciones de paseos entre los otros pueblos del valle del Genal y hacia arriba al campo, siguiendo las huellas de los muchos antiguos caminos de herradura y senderos que son característicos de esta región.

Como es típico de muchos de los pequeños pueblos de montaña este pueblo creció alrededor de la Iglesia, la cual atrajo a otros pequeños asentamientos, los cuales existieron antes y después de los árabes. El diseño actual de este pueblo inusual es un excelente ejemplo de cómo aprovecharon los moros las características de la ubicación geográfica en la construcción de estos pueblos.

Las laderas de Júzcar están cubiertas sobre todo con castaños y olivos, los que ofrecen a los pobladores una fuente de ingresos. Dentro de estas laderas boscosas usted verá también los quejigos con sus agallas y las encinas, así como el pino. Este tipo de vegetación provee de excelentes áreas de caza y el río Genal ofrece excelentes oportunidades de pesca.

Júzcar brinda una experiencia única para los micólogos aficionados y expertos debido a su ubicación entre dos diferentes tipos de formaciones rocosas. El pueblo es anfitrión de un fin de semana especial durante el otoño, cuando grupos de personas exploran las laderas de las colinas locales identificando y reuniendo una amplia variedad de hongos.

Durante cientos de años las acicaladas casas del pequeño pueblo de Júzcar, cerca de Málaga, en la provincia española de Andalucía, eran blanqueadas. No había nada particularmente notable en el pueblo de 220 personas, el cual atraía a unos pocos cientos de turistas cada año.

Luego, en la primavera de 2011, se presentaron los ejecutivos de Sony Pictures. Estaban buscando uno de los pueblos blancos de Andalucía para pintarlo de azul. En un primer momento los pobladores no lo podían creer, pero los ejecutivos sostuvieron que tal ardid publicitario creado para marcar el estreno de la película de Los Pitufos haría que el pueblo se destacara.

Seis meses más tarde el consejo de la aldea recibió una llamada telefónica de la gente de Sony. El pueblo se había mantenido azul durante el período de tiempo que habían acordado. ¿Cuándo quisieran que sus casas fueran encaladas para volver al pueblo a su color blanco brillante original? Se convocó a otra reunión. Se llevó a cabo la votación y 141 personas votaron a favor de que el pueblo siguiera siendo azul, mientras que sólo 33 votaron en contra. ¿La razón?  En los seis meses en que el pueblo había representado a Villa Pitufo, se había visto un aumento del número de turistas que visitan Júzcar. De hecho, de los pocos cientos de turistas que el pueblo recibía aumentó a más de 80,000 personas en seis meses.

¿Seguirá  Júzcar siendo azul más allá de 2012? ¿Quién sabe?

 
Casas rurales Juzcar - Galeriá de Fotos